Ivan Pelayo y Ángel Muriedas conquistan Rudagüera

0
Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La tercera prueba del Campeonato de Cantabria de Rallysprint vio como Ivan Pelayo y su inseparable copiloto, Ángel Muriedas, lograban la victoria absoluta en una prueba que contaba con una especial de 8,8 kilómetros que resultó muy dura para los equipos participantes, totalizando 33 abandonos de los 81 que tomaban la salida.
Esta prueba ha sido la de las sorpresas, ya que éstas saltaban continuamente y dejaban por el camino a equipos que estaban llamados a estar en las primeras plazas. Éste es el caso de Pablo Fernández, organizador de la prueba y uno de los pilotos que luchan por el titulo, que en la primera especial rompía un palier a poco de la salida, teniendo que abandonar en la prueba de casa que con tanto trabajo habían preparado. Pablo y Alvaro repararon el Mitsubishi y tomaban la salida en las dos siguientes especiales, demostrando que tenían el ritmo suficiente como para ganar la prueba.
Pero si en la primera especial era Pablo Fernández, en la segunda era el máximo favorito a la victoria, Surhayen Pernía, quien sufría problemas con la gasolina en su Hyundai y perdía todas las opciones de victoria, aunque en las dos especiales que pudo disputar, marcaba el mejor crono.
Con estos dos importantes abandonos, la lucha se centraba entre Ivan Pelayo y Xavier Lujua. El primero muy competitivo con un Mitsubishi que ya tiene por la mano, realizando unos excelentes tiempos y dejando claro desde la primera especial que quiera subirse a lo más alto del podio.
Y así fue. El piloto de Sopeña lograba su primera victoria absoluta en esta difícil prueba. Una victoria que llevaba buscando desde hace tiempo y con la que su copiloto, Ángel Muriedas, se pone muy bien en la clasificación del Campeonato de Cantabria de Rallysprint, ya que también logró la victoria en el pasado Rallysprint de Los Corrales-Cieza junto a Adrian Costas y con este mismo Mitsubishi.
La segunda plaza fue para Xavier Lujua, que a pesar de intentarlo, no pudo rebajar la diferencia con Ivan Pelayo, cerrando el podio un Ángel Rivero que, como suele ser habitual en él, realizaba una excelente carrera con su BMW y su espectacular y efectiva conducción.
Las siguientes plazas estuvieron muy disputadas, con un grupo de equipos que durante todo el día rodaron con diferencias mínimas entre ellos, poniendo un atractiva emoción entre los aficionados. A la última especial llegaban pilotos como Alejandro Gonzalez, Mariano Lavin o Raúl Hoyos en el mismo segundo, mientras que Domingo Estrada y Adrian Costas estaban tres segundos por detrás.
Al termino de la prueba, la cuarta plaza era para Ruben Hoyos, seguido de Mariano Lavin y el asturiano Jose Álvarez, completando las diez primeras posiciones Adrian Costas, Francisco Javier Pereda, Victor Fernández y Adrian Pérez.
En las diferentes clasificaciones disputadas, Alfredo Cacicedo se imponía en tres los Clásicos de Velocidad; Miguel Jimenez en la Copa 106; Carlos Cabrales en la Citroën AX; Santiago Ezquerra en la Fedima 1.6; Francisco Santamaria en la Fedima 2.0; Emilio Gómez en la Turbo Dikens y Ángel Rivero en el Trofeo de Propulsión.
La prueba resultó una vez más un éxito de organización, contando con una especial de las de antes, de esas donde destacan los volantinas y dónde la potencia de los vehículos pasa a un segundo plano. Una especial en la que hay que saber dónde hay que atacar y dónde hay que conformarse con pasar para no sufrir ninguna salida de carreteras o dañar la mecánica. Vamos, una prueba para pilotos.
Pincha a que para ver todos los tiempos

Share.

About Author

Comments are closed.