El KH-7 Epsilon Team agranda su leyenda en el Dakar

0
Comparte con tus amigosShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El KH-7 Epsilon Team ha completado su gesta en el Dakar, en el que ni los infortunios ni los contratiempos han podido detener su marcha hasta Buenos Aires. El equipo español, uno de los más veteranos del rally, completa así una edición más y suma en su haber un total de 72 participaciones entre sus tres integrantes. Y es que el piloto Jordi Juvanteny ha tomado parte en la carrera en 25 ocasiones, el copiloto José Luis Criado -el español con más Dakar a sus espaldas- lo ha hecho consecutivamente en 27, y el navegante Enric González ha disputado 20. Méritos de los que muy pocos pueden presumir.

“¡Misión cumplida! Hemos llegado al final y hemos alcanzado el principal objetivo. Hay que estar satisfechos por el trabajo realizado en este Dakar, que ha sido muy duro”, afirma a modo de balance Juvanteny. “Ahora hay que celebrarlo y estar con la familia, que tenemos muchas ganas y nos lo hemos ganado”.

Por lo que respecta a esta última etapa del Dakar 2017, que constaba de un total de 786 kilómetros, aunque sólo 64 de ellos de especial, el KH-7 Epsilon Team ha finalizado en 40ª posición, a 44’09” del vencedor, el ruso Eduard Nikolaev (Kamaz), que también se ha llevado el título en camiones.

“Hemos hecho de ‘ángeles de la guarda’ hasta el final. Hoy hemos remolcado el coche del boliviano Orlando Careaga toda la especial para ayudarle a completar su primer Dakar. Estaba emocionado y nos lo ha agradecido muchísimo. Cuando hemos llegado con él a meta todo el público nos ha hecho la ola”, explica orgulloso de su labor González, tras haber rescatado durante todo el rally a una veintena de vehículos.

En la clasificación general, Juvanteny, Criado y González han acabado 31º, lastrados por la jornada que quedaron atrapados en el barro cuando ayudaban a otros camiones. El trío español no podido revalidar el título de Producción del año pasado, pero ha concluido en el tercer puesto de esta categoría y el segundo en 6×6, apartado que ganaron en 2016 y del que acumulan 13 trofeos.

“No siempre se puede ser el primero. Los demás también corren y el hecho de ayudar a otros vehículos no nos ha permitido en esta ocasión estar más adelante. De todas formas, estamos muy contentos por nuestro papel. Además, así el año que viene tenemos un aliciente nuevo al tratar de ganar otra vez en Producción y 6×6”, comenta Criado pensando ya en la próxima edición del rally.

Este nuevo Dakar para Juvanteny, Criado y González ha sido especial porque han llevado con ellos a alguien más. Y es que han cumplido el sueño del fallecido Fernando Vega, un apasionado del motor que siempre quiso participar en este rally. A petición de su viuda, los integrantes del KH-7 Epsilon Team han llevado con ellos en el camión durante toda la carrera y hasta el podio final de Buenos Aires un pañuelo motero de este aficionado, que de esta forma hacía realidad su deseo.

“Hemos sido cuatro en el camión. Este Dakar ha sido muy emotivo por tener de alguna manera a Fernando con nosotros. En los momentos más difíciles tocábamos el pañuelo y nos motivábamos con él para seguir adelante. Nos ha dado fuerzas para llegar a Buenos Aires y estamos muy orgullosos de haber podido cumplir su sueño”, destaca un emocionado Criado.

Finalmente, sobre la dureza de esta edición, el KH-7 Epsilon Team cree que “era un Dakar de muy buenas intenciones, aunque la meteorología ha impedido que las cosas salieran mejor. De todas formas, creemos que se están poniendo los mimbres para hacer que la carrera recupere toda su espectacularidad”. En 2018 el equipo español tiene intención de comprobarlo.

Share.

About Author

Comments are closed.